Contacta con nosotras

atletismo

“Ser deportista de élite significa vivir por y para tu sueño deportivo”

Texi González | Desirée Vila, una joven gallega dedicada al mundo del atletismo. Aunque siempre no fue así. A los 16 años, durante el mundial de París de 2015 sufrió una lesión que la llevó a perder unos de sus miembros inferiores debido a una negligencia médica. Actualmente su principal objetivo es competir en Los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020. Para lograrlo, se ha mudado a Madrid donde entrena diariamente en el Centro de Alto Rendimiento.

¿Cómo te describirías en tres palabras?
Organizada, cariñosa y emprendedora.

¿Cuáles han sido los logros más significativos para ti a lo largo de tu carrera como atleta?
Decidirme a comenzar a practicar de nuevo deporte de alto rendimiento, después de haber tenido que dejar mi anterior carrera deportiva a causa de la lesión, ya es para mí todo un logro. A nivel competición ha sido, por supuesto, participar en el campeonato de Europa este verano (Berlín, agosto 2018) y poder conocer y aprender de mis ídolos en esta disciplina.

¿Cuáles son tus planes de futuro en torno a esta disciplina? ¿Dónde te ves en 5 años?
Esta temporada mi objetivo es mejorar las marcas del año pasado y poder clasificarme para el campeonato del Mundo, donde espero quedar entre las 8 primeras. Me encantaría poder ir a unos Juegos Paralímpicos. El deporte que antes practicaba (gimnasia acrobática) no es olímpico, por lo que siento que es una oportunidad que me ha ofrecido la vida tras mi accidente; poder competir a nivel internacional en el deporte adaptado.

¿Qué significa el atletismo para ti en la actualidad?
El atletismo es mi día a día; ser deportista de élite significa vivir por y para tu sueño deportivo. Le dedico muchas horas al entrenamiento, pero, sobre todo, cuido cada detalle (alimenticio, psicológico, físico) para lograr mejorar cada día. Un deportista lo es las 24 horas del día, y eso es lo que marca la diferencia entre una medalla de oro y una de plata, por ejemplo.

¿Cuáles son tus referentes actuales en el mundo del atletismo?
La atleta a la que más admiro es Martina Caironi, a la que conocí en un meeting internacional el año pasado y contra la que debuté el campeonato de Europa. Es la actual campeona el mundo y tiene el récord nacional en los 100 metros lisos. Además, es una gran persona, muy divertida y buena compañera.

Si leemos un poco de ti, podemos encontrar que en 2014 estabas compitiendo en París como gimnasta acrobática y que debido a una negligencia médica tras una lesión perdiste una extremidad inferior. ¿Podrías explicarnos brevemente lo que ocurrió?
París fue mi último campeonato internacional en ese deporte (campeonato del mundo). La temporada siguiente, mientras me preparaba para el campeonato de Europa de gimnasia acrobática, me lesioné haciendo una acrobacia y, a raíz de una negliencia médica que fue denunciada y llevada a juicio, perdí mi pierna derecha por debajo de la rodilla. Sin embargo, he sabido reinventarme, he comenzado otro deporte y he sabido dar un giro a mi vida para convertir mi discapacidad en algo positivo y aprovecharme de la circunstancia para poder dedicar mi tiempo a otras cosas que también me apasionan, como escribir un libro.

Tras haber competido en gimnasia acrobática a competir en atletismo, ¿por qué este deporte?
Por ninguna razón en concreto. Probé la prótesis de correr en la ortopedia (que es diferente a la de caminar porque tiene una ballesta que impulsa mucho más) y desde entonces me apasionó. Comencé entrenando por mi cuenta hasta que me llamaron de la FEDDF (federación española de deportes discapacidad física) y ahora estoy viviendo en la Residencia Blume y entrenando en el Centro de Alto Rendimiento de Madrid.

¿Crees que si no hubiese sido por esa negligencia médica tu vida sería totalmente diferente?
Si. No se si mejor o peor, pero totalmente diferente, porque el tener una prótesis me ha cerrado muchas puertas y me ha abierto muchas otras. He logrado cosas que nunca hubiese hecho cuando tenía las dos piernas y, aunque he tenido que dejar atrás una parte muy importante de mi vida (la gimnasia acrobática) he descubierto otro deporte que me apasiona y me aporta salud, amistades y nuevos objetivos por los que luchar.

Comentabas en una entrevista reciente el alto precio de las prótesis y la poca duración de las mismas, ¿existen alternativas para una persona que quiera competir en un deporte paraolímpico y no tenga los medios para pagar una prótesis deportiva?
Por desgracia, creo que actualmente no. La manera más fácil es a través de un patrocinador deportivo, pero normalmente te exigen un palmarés deportivo que obviamente no tienes porque nadie te ha dado la oportunidad.

Tras el lanzamiento de tu nuevo libro “Lo único incurable son las ganas de vivir”, si quisieras venderlo a alguien que no conoce tu historia, ¿cómo lo harías?
Pienso que es una historia que merecía ser contada, por la cantidad de cosas que me han pasado en mis pocos años de vida y la manera en que he sabido enfocar mi discapacidad. Hablo sobre el deporte de alto rendimiento, el accidente, los primeros meses, las sensaciones, los sentimientos de rechazo hacia un cuerpo que no se corresponde con el de una chica de 16 años, la recuperación y el proceso de cómo afrontar ese duelo tan duro. Creo que puede ser de gran ayuda para cualquier persona que esté pasando por una situación negativa, similar o no a lo que yo viví. Está contada de manera positiva y creo que es una lectura muy amena y enriquecedora.

Por último, ¿te gustaría compartir algún mensaje con nuestros lectores?
Una frase que me encanta es: “las cosas positivas le pasan a la gente positiva”. Todos pasamos por momentos malos en nuestra vida, pues los traumas, las enfermedades y la muerte son parte de la vida y son necesarios. Nadie nos enseña a superar estos desafíos, y cuando llegan, a veces, es para hundirnos. Así que mi mensaje es el siguiente: hay que seguir adelante, pase lo que pase, pues estos acontecimientos ocurren porque estaban destinados a ocurrir, y lo mejor que podemos hacer es aceptarlo e intentar continuar de la mejor forma posible. Al final, vendrán cosas buenas y positivas, pero solo para aquellos que estén dispuestos a recibirlas.

Pulsa aquí para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

FINALISTAS MEJOR DEPORTISTA FEMENINO 2017

Más en atletismo