Contacta con nosotras

entrevistas

“Para que el fútbol femenino siga progresando en Gran Canaria tiene que haber un equipo en primera división”

Belén González Coman sabe lo difícil que es disputar una fase de ascenso, pero también sabe lo complicado que es el fútbol para las mujeres y las muchas carencias y desigualdades de género que esta disciplina aún presenta, especialmente en Canarias.

Después de que una rotura de ligamento la obligara a abandonar su trayectoria deportiva, Coman decidió emprender una nueva etapa: la de entrenadora. Este será su segundo año consecutivo al frente de C.D. Juan Grande, los mismos años de vida en competición que detenta el club, fundando en 2016 en San Bartolomé de Tirajana (Gran Canaria).

En sus dos temporadas en competición, el C.D. Juan Grande se ha proclamado dos veces subcampeón de la liga, además de subcampeón de la Copa Manolo Santana el curso pasado y campeón de Copa y campeón de la Levante Cup a principios de julio.

El reto para esta temporada será alcanzar la máxima categoría y militar junto al Granadilla Egatesa en la Liga Iberdrola. Un desafío nada sencillo para Coman.

¿De dónde nace esa vocación por el fútbol?

Sinceramente, de mí. En mi casa nunca existió esa figura de padre o madre futbolista. Cuando empecé a jugar es cierto que mi padre se volcó conmigo y me ayudó en todo. Pero la verdad es que salió de mí, de jugar con mis amigos.

¿Por qué te hiciste entrenadora?

Porque me lesioné. Antes de pasar a los play-off con el Granadilla me rompí el ligamento cruzado. Nosotras siempre tenemos que compatibilizar el fútbol con el trabajo y me resultó imposible. Fueron seis meses de baja y no me podía permitir otros seis meses más, así que decidí empezar como entrenadora.

En tu etapa como futbolista, ¿compaginabas el fútbol con el trabajo?

Sí, siempre. Nunca llegué a cotizar en la Seguridad Social. Existían algunas ayudas por parte de clubs, pero pocos las daban, porque no tenían dinero suficiente como para pagar a todas las jugadoras.

¿Observas algún cambio entre el fútbol femenino de hace diez o quince años y el actual?, ¿Ha habido algún tipo de evolución?

Si, por supuesto. En parte, creo que el cambio ha venido condicionado por el ascenso del Granadilla a primera. El cambio ha sido más en Tenerife que aquí. Para que el fútbol femenino siga progresando en Gran Canaria tiene que haber un equipo en primera división sí o sí. De otro modo, las jugadoras se estancan y se cansan de seguir intentándolo.

¿Cómo ves el futuro del fútbol femenino en las islas?

El progreso empieza por la unificación de las ligas. Hasta que no se unifiquen no creo que se vaya a producir ningún cambio. No hay competitividad, juegas una liga y a los últimos cinco equipos les metes, seguramente, más de 10 goles. Entonces, quieras o no, el fútbol femenino no avanza en Canarias.

Como entrenadora, ¿cuáles son los mayores retos profesionales a los que has debido hacer frente?

Creo que el reto empieza este año. Como jugadora disputé varias fases de ascenso, aunque no pude conseguir ninguna. Y gracias a dios pude jugar en primera división durante un año. Ahora mismo como entrenadora voy a intentar ser campeona, pero sobre todo quiero ascender.

¿Qué estilo de juego intentas que siga el equipo?

Tener mucho el balón. Solemos iniciar desde atrás e intentamos darle velocidad al balón desde que llegamos al medio campo. Mis jugadoras me permiten jugar rápido y hacer muchas triangulaciones, aunque también nos gusta el contraataque. Técnicamente, trabajo con un equipo muy bueno, y eso permite que podamos mantener la posición del balón y triangular muy rápido arriba.

¿Cuántas jugadoras han sido renovadas para esta nueva temporada?

Terminamos la temporada pasada con 17 jugadoras. De momento hemos dado de baja a cuatro y hemos fichado a seis: una portera y cinco jugadoras. Aunque queremos fichar a dos más. Sinceramente, creo que serán muy importantes, y quiero que esas cinco jugadoras den mucha garra y madurez al equipo. El año pasado nos faltó madurez en el campo, así que hemos fichado a jugadoras veteranas con mucha garra y mucho carácter.

¿Se sufre más como jugadora o como entrenadora?

Como entrenadora, por supuesto. Desde el banquillo ves muchas cosas, pero tienes que esperar hasta el descanso para poder transmitirlas. Cuando estás en el campo, puedes transmitir y ejecutar las cosas en el acto.

¿Cuál es el principal valor que intentas transmitir al equipo?

Trabajo, mucho trabajo. Aunque seamos un equipo bueno, con calidad y que puede conseguir grandes cosas, sin trabajo y sin un poco de sensibilidad y confianza, no se consiguen.

Tengo entendido que vuestro campo de fútbol, el Juan Grande, está en proceso de renovación ¿no?

Supuestamente, el Ayuntamiento quiere hacer una renovación completa del campo. Quieren tirar abajo las gradas, la cantina y construir un parking nuevo. El césped en sí no lo van tocar, pero la intención es hacer un campo municipal nuevo, moderno y con zonas cubiertas para la afición.

¿Dónde te ves de aquí a 15 años?

Espero seguir entrenando y espero verme muchísimo más alto de donde estoy. Entrenando en primera o siendo entrenadora de la Selección Canaria.

Si no hubiese podido ser fútbol, ¿qué otro deporte habrías escogido?

Tenis. En su momento tuve que decidir entre fútbol y tenis, pero es un deporte caro y mis padres no se podían hacer cargo.

¿Ídolo deportivo?

Ahora mismo me fijo en entrenadores y de cada uno cojo un poco. De Guardiola su metodología, de Mourinho su carácter, de Zidane su templanza… de cada uno voy sacando algo, al igual que en su día hacía con las jugadoras.

Después del Mundial, ¿a favor o en contra del VAR?

A favor. El VAR ha demostrado que a veces no gana el equipo que debería ganar. Aunque para no parar tanto el juego quizá sería bueno utilizarlo solo cuando los árbitros no estén totalmente seguros de lo que han pitado.

¿Cómo ves el futuro de las mujeres deportistas?

Es una pregunta muy difícil, porque igual las respuestas siempre van en la misma dirección: esperemos que mejoren, yo veo mejorías… Pero la verdad es que avanzamos muy lentamente. Yo espero y deseo, al igual que el resto de personas que me han precedido en esta pregunta, que la sociedad se vuelque más con las mujeres. Se ha demostrado, tanto en número de trofeos como en los Juegos Olímpicos, que nosotras estamos muy por delante. Pero esto viene de arriba.

También creo que las jugadoras y las deportistas deberíamos protestar un poco más. Suelen protestar una, dos… las personas más importantes de cada rama del deporte, pero no todas. Creo que falta un poco más de protesta por parte de todos. Debemos unirnos, ir a huelgas y crear asociaciones que visibilicen esa protesta.

Pulsa aquí para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

FINALISTAS MEJOR DEPORTISTA FEMENINO 2017

Más en entrevistas