Contacta con nosotras

BASKET

” Para mí el baloncesto llegó a ser una forma de vivir”

Laura Conde, una joven natural del municipio de Candelaria situado al sur de la isla de Tenerife, comenzó su andadura en el baloncesto en el año 2005, cuando solo tenía 10 años, y finalizó su carrera en él en el año 2015.

Durante su trayectoria como jugadora formó parte de equipos canarios como La Escuela Municipal de Baloncesto de Candelaria, CB Uni Tenerife, CB Isla de Tenerife, CB Adareva, CB Juventud Laguna, CD La Victoria Baloncesto y el CB Arenas Basket.

Conde destaca por haber jugado en multitud de campeonatos, tanto a nivel regional como nacional en su propia categoría y otras superiores. Dentro de todos ellos destaca como campeona de varios torneos insulares con su equipo, campeona de liga en Tenerife en varias ocasiones o campeona de Canarias con el CB Uni Tenerife en el año 2008. Además, se posicionó como segunda en el campeonato de Canarias  y cuarta de España con la selección de Tenerife de minibasket.

A nivel personal, Laura Conde fue seleccionada para la Operación Altura encabezada por la Federación Española de Baloncesto, se nombró en 4 ocasiones jugadora destacada en campus de tecnificación y, además, fue nombrada dos años consecutivos mejor jugadora del mismo campus. Aunque el logro que más destaca dentro de su trayectoria se identifica con el título de Campeona de España con la Selección Canaria de baloncesto en el año 2009.

¿Por qué empezaste a jugar al baloncesto?

Comencé a jugar porque yo siempre he sido muy alta. Debemos tener en cuenta que con 12 años ya media 1’74 metros y me motivaban a jugar en el equipo de baloncesto del colegio, La Escuela Municipal de Candelaria, y realmente empecé por hacer algo con mis compañeros de clase.

 ¿Por qué lo dejaste?

Empecé la carrera de periodismo y me dí cuenta que ya se requería de más tiempo y más trabajo. Además, pasé una circunstancia familiar que me hizo recaer un poco emocionalmente y ya no podía concentrarme del todo. Por ello, decidí alejarme un tiempo con el propósito de volver cuando ya todo se hubiese estabilizado, pero luego me di cuenta que si quería seguir el mismo nivel de los estudios tenía que dedicarle más tiempo.

¿Qué ha sido y que es para ti el baloncesto?

Para mí el baloncesto llegó a ser, incluso, una forma de vivir. Puede sonar drástico pero yo organizaba mi vida y pensaba como direccionarla en base al baloncesto. Yo me podía pasar fines de semana sin hacer nada que lo único que pensaba era en jugar, ver partidos, tener cosas de baloncesto, etc. Hoy por hoy, sigue estando ese sentimiento ahí que me ha costado mucho dejarlo de lado.

¿Cuál fue el momento histórico más importante en el que has participado para ti dentro de este deporte?

Sin duda alguna, cuando fui campeona de España en el campeonato que se celebró en Cáceres en el año 2009. Realmente hicimos historia porque fue la primera vez en la historia en que un equipo femenino de Canarias quedaba primero en un campeonato de España. Además, ganamos únicamente por tres puntos y es lo que hace que nos engullezcamos aún más de este premio.

 

Pasando a un contexto más social, ¿crees que se le dio la difusión correcta a este premio por parte de los medios de comunicación?

Absolutamente no. Incluso, la modalidad masculina de nuestro equipo quedaron segundos y se le dio más difusión a ellos que a nosotras. Además, influyó bastante que fuéramos de Canarias, ya que en esa época no se le daba importancia al baloncesto en las islas. Si salieron publicaciones, pero muy del momento, no tuvo transcendencia en el tiempo.

 

¿Cómo viviste esos días?

Esos días lo viví con bastante emoción. Con el paso del tiempo lo empiezas a valorar mucho más este tipo de títulos, ya que en el momento no eres realmente consciente de lo que has adquirido y lo que eso representa. No le terminas de dar el valor que tiene. Realmente creo que esto es una consecuencia de que, en Cáceres, lo vivimos con mucha emoción, todo el mundo nos felicitaba, la bandera de Canarias por todos lados… luego llegamos a las islas y nada. Era como si no hubiésemos conseguido ningún título relevante. Las personas de los diferentes equipos nos felicitaba, pero no era lo mismo. Hasta llegué a pensar que a lo mejor no era tan importante. Pero con el paso del tiempo, cuando maduras, te das cuenta de que realmente es un logro bastante importante, ya que somos Campeonas de España. Un premio nacional muy importante para el mundo del baloncesto.

¿De que forma fueron galardonadas por el título de Campeona de España con la selección canaria?

En Cáceres nos premiaron con la medalla de oro a cada jugadora junto con el trofeo. También, nos premiaron con ropa, mochilas, camisetas, chándal, típica indumentaria de la Federación Española de Baloncesto y, realmente, nada más. Al volver tuvimos un encuentro con el Presidente de el Cabildo Insular, Paulino Rivero, con el cual nos sacaron una foto de protocolo, nos regalaron un reloj con el símbolo del Gobierno de Canarias y un trofeo individual para cada una de metraquilato, pero este no era personalizado para cada una de nosotras, únicamente aparece el logo de Canarias.

¿Te gustaría volver a jugar?

Si, me he replanteado volver a jugar y lo he hecho muchísimas veces. La dificultad se encuentra es que dentro del mundo del baloncesto y en cualquier deporte imagino, desde mi perspectiva, existen las mangas, los amigos, los apellidos… que a lo mejor tienen más facilidades para hacerse un hueco dentro de ese deporte. Yo puedo decir que lo que me he ganado, lo he hecho con mi esfuerzo y dedicación. Esto es algo que a mí me ha gustado en sí como jugadora. Así conseguí muchos logros, como ser valoradas por los equipos y que los entrenadores me quisieran, ya que yo jugaba en mi categoría y al mismo tiempo era seleccionada para jugar en las tres categorías superiores a la mía. Yo podía llegar a jugar tres partidos en un mismo fin de semana o entrenar dos veces en el mismo día porque salía de mi entrenamiento e iba a entrenar “con las mayores”, como decía yo.

Por todo ello me lo he replanteado, porque siempre pienso en todo lo que he sido dentro del baloncesto y hoy en día no soy prácticamente nada. Entonces, creo que lo que me queda es la nostalgia. Al fin y al cabo, lo que yo considero es que en cualquier deporte lo principal es irte es con la cabeza alta, es decir, acabar con una temporada gloriosa. Y bueno, acabé bastante bien pero ahora pienso que puedo tener el baloncesto como entretenimiento o seguir teniendo oportunidades, porque es algo que siempre quedará ahí.

 

Laura Conde durante su debút como jugadora en el CB Uni Tenerife

Siguiendo el hilo de la respuesta anterior, cuando anunciante tu retirada, ¿te hicieron alguna despedida en especial?

No, y es algo que no se ha hecho. Algo que quiero que quede en constancia es que la generación del 95, subjetivamente, para mí y para muchas personas, fue y ha sido una de las mejores generaciones de baloncesto que ha habido tanto en la modalidad masculina como en femenina. Te hablo desde mi perspectiva, ya que dentro del grupo de jugadoras, que destacaron más que yo y estuvieron en las tablas de la selección, tuve un papel relevante, pero es que yo no he sido la única de ese colectivo que ha dejado el baloncesto y, como quien dice, sin pena ni gloria. De hecho, hoy por hoy siguen sin reconocer el mérito de cada una de nosotras.

Por ejemplo, te cuento una anécdota: Hoy comentaba en la radio donde trabajo que me iban a entrevistar y me hacía ilusión porque era de baloncesto. Allí me preguntaban extrañados por qué me iban a entrevistar a mí sobre esto y le expliqué que yo había jugado durante muchos años. Ante esto, preguntaban sorprendidos si yo había sido federada, es decir, estas cosas demuestran que el baloncesto femenino canario sigue siendo un aspecto bastante desconocido para la sociedad.

 ¿Qué es con lo mejor que te has quedado de toda tu trayectoria como jugadora?

Del baloncesto me quedo con las personas que conocí, porque quieras o no, tenemos algo en común y eso hace que se hayan creado grandes lazos de amistad entre nosotros. Conocí a muchísimas grandes personas gracias a este deporte, incluidos los que hoy son mis mejores amigos: Evelio Reillo y Rebeca Lorenzo. Sin el baloncesto, ellos no estarían en mi vida.

También aprovecho para dar las gracias a cada una de las jugadoras que formamos parte de ese equipo que ganó la final del campeonato de España. Zenaida Diaz, Tony Atkins, Ivana Icardi, Elena Quesada, Elena Concepción, Conchi Mongomo, Leticia Romero, Victoria Viñe, Paula Bonilla, Alba Peña e Isa Vara de Rey. Gracias por ser tan grandiosas.

Para finalizar, desde tu perspectiva, ¿crees que sigue existiendo una desigualdad entre la modalidad masculina y femenina en el mundo del baloncesto? ¿Cuál crees que es su motivo?

Si, claro. El motivo principal es que aunque intentemos disfrazar este país de feminista, seguimos siendo un país machista. Seguimos viendo el deporte como algo de hombres. Aceptamos que también sea de mujeres, pero mayoritariamente se relaciona al mundo deporte con el hombre. Incluso a la hora de verlo, a rasgos generales, la gente prefiere ver el deporte masculino antes que el femenino. Aún no sé el motivo, pero es así y esto se extrapola en que haya más equipos masculinos, más financiación para ellos, más repercusión en los medios de comunicación, más figuras relevantes involucrada en esos equipos… Yo he estado en los mejores equipos femeninos y se estaba bastante bien, pero también conozco lo que es que un equipo lo pase mal y las propias jugadoras tengamos que financiarnos nuestros traslados a campeonatos, equipajes, etc. Circunstancias que los equipos masculinos viven con mucha menos frecuencia.

 

 

Pulsa aquí para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

FINALISTAS MEJOR DEPORTISTA FEMENINO 2017

Más en BASKET