Contacta con nosotras

Sin categoría

“Es importante que haya referentes en el máximo nivel para que la base del tenis siga creciendo” Magüi Serna.

La historia del tenis español lleva sellado el nombre de Magüi Serna, canaria que ganó diversos títulos del circuito Challenger y WTA.

Magüi, una de las mejores 20 raquetas del mundo y ex campeona de la Copa Federación representando a España, continúa ligada al deporte en lo que para ella es clave “formando a niñas y niños y haciendo que se diviertan jugando al tenis”.

¿Cómo surge su iniciativa empresarial en el deporte?

Magüi Serna: el comienzo fue por casualidad, me vi forzada a retirarme con 26 años por una lesión de hombro. Como no sabía cuánto tiempo iba a estar parada decidí ponerme a estudiar y Escoex fue la opción que más me atrajo. Traté de compaginar estudios con entrenamientos pero sobre todo en los últimos años me fue incompatible. Acabé la carrera con 29 años e hice las prácticas en la Autoridad Porturaria.

Por casualidad, llegué al pádel donde vi unas pistas abandonadas y con unas amigas decidimos arreglarlas y montar una escuelita. Así empezó todo.

¿Cómo se trabaja hoy en día con la cantera con tantos competidores: deportes, tecnología, etc…?

Pues lo cierto es que en este asunto los padres y madres son fundamentales ya que de ellos también depende que los más pequeños tengan constancia. Luego el que los niños se enganchen al tenis también es responsabilidad de los monitores.

El tenis lleva consigo un proceso de aprendizaje muy lento, por lo que sin esa paciencia o constancia, no se consiguen resultados. Nuestro objetivo siempre ha sido que primero aprendan y se formen en el deporte, que disfruten y si hay suerte y sale algún jugador bueno pues mejor, pero no es nuestra meta principal buscar al profesional. Que aprendan y se diviertan.

Mirando al pasado, ¿qué recuerda de los Juegos Olímpicos de Sidney 2000?

Cuando fui a Sidney 2000 yo iba con muchísima ilusión. El tema de representar a España era un orgullo para mí. Me acuerdo del día de la ceremonia en la Villa Olímpica, donde todos mis compañeros que ya habían tenido la ocasión de asistir me decían que me iba a emocionar. Efectivamente, el día de la inauguración las lágrimas me caían desde que entramos en el Estadio. Es uno de los recuerdos más bonitos que guardo de toda mi trayectoria deportiva.

En Atenas (2004) me volví a emocionar. Los Juegos Olímpicos son increíbles, por mucho que lo cuente, hay que vivirlo para comprender lo que se siente. Cuando estudiaba todavía veía las competiciones y me daba pena de no estar aunque ya cada vez menos, pero sobre todo Wimbledon, me provoca mucha nostalgia.

“Tengo la suerte de poder decir que gané a mi ídolo: Steffi Graf”

¿Cuál es su mejor recuerdo de todos los años que pasó en el ránking de mejor tenista del mundo?

Dos partidos que me vienen a la cabeza, ganar en Wimbledon a Mary Pierce, quizás fue uno de mis partidos favoritos. Me tocó jugar en la central de Wimbledom y tenía muchas ganas de jugar en esa pista. Pierce llegaba como tercera del mundo y yo necesitaba vencer para clasificarme para los JJOO de Sidney. Ese día fue increíble.

Y, el segundo mejor recuerdo, fue cuando gané a Steffi Graf. Yo tengo la suerte de poder decir que gané a mi ídolo. Estaba temblando de miedo cuando me acerqué a darle la mano y ella tiró de mi mano, me dio dos besos y me dijo “muy bien jugado”. Desde entonces, aumentó mi admiración por ella.

¿El tenis femenino ha avanzado bajo su punto de vista?

En relación a hace unos años ha pegado un salto hacia delante, no como el que las mujeres esperábamos porque los hombres siguen llevando la delantera, pero sí que creo que se ha avanzado. Se reconoce un poco más a las tenistas.

En mi época ya se había conseguido bastante. En los cuatro Grand Slam se cobraba lo mismo pero el circuito masculino tenía mucho más dinero. Hoy en día se ha incrementado muchísimo.

Yo siempre me he sentido afortunada porque si comparamos al tenis con otros deportes femeninos, probablemente no tiene tantas carencias como otros, siempre con respecto al masculino. El impacto televisivo es grande y es un deporte en el que el deportista en general se puede sentir bien recompensado.

Yo me tuve que ir desde pequeña y por ejemplo en Gran Canaria no había ni pistas de tierra batida. Hoy se disponen de muchos más elementos que en mi época: tecnología, información, etc…

“El tenis es un deporte que te tiene que gustar y tienes que darlo todo. Hay que valorar, que no es tan fácil llegar a ser profesional”

¿Mantiene relación con otras tenistas referentes como usted?

Jejeje, a veces pienso que sí soy referente y otras veces no. Yo hice lo que pude. Intenté dar todo lo mejor de mí y se agradece mucho cuando la gente se para por la calle a saludarte. Pero ya pasó y ahora vienen otras generaciones a las que apoyar también.

Mantengo relación con ex compañeras especialmente en fechas señaladas como Navidad o cuando viajo a eventos deportivos. En verano vi a Lindsay Davenport y me llevo muy bien con Conchita y con Meghann Shaughnessy.

¿Qué futuro le augura al tenis femenino?

Me gusta muchísimo Muguruza aunque creo que no ha alcanzado su máxima madurez deportiva. Cuando consiga esa regularidad no tendrá rivales. Otra gran tenista es Kasátkina y Carla, por supuesto.

Es importantísimo que Garbiñe y Carla estén en lo más alto y se mantengan durante años para que sean un referente y un incentivo para las más pequeñas. El tenis base se incrementa cuando salen generaciones buenas de este tipo que tienen modelos o referentes a los que imitar.

Nosotros estamos muy contentas con la escuela en donde cada vez tenemos más niñas y niños. Yo tengo claro que seguiré vinculada al mundo del tenis toda la vida.

Pulsa aquí para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

FINALISTAS MEJOR DEPORTISTA FEMENINO 2017

Más en Sin categoría